SITE INTERNACIONAL DE NOTÍCIAS, INFORMAÇÕES, OPINIÃO SOBRE ECOLOGIA, MEIO AMBIENTE E CULTURA

Alerta por la muerte masiva de pájaros y peces en todo

el mundo

fotos-de-passaros-voando-9

 

Aunque el estado de alerta surgió a partir de la muerte de 5.000 mirlos en Estados Unidos, se trata de un fenómeno que se extiende por todo el mundo. Primero cayeron del cielo 5.000 mirlos en Arkansas, al sur de Estados Unidos, en la noche de Año Nuevo; luego llovieron más pájaros muertos en otras regiones y por último se descubrió una enorme cantidad de peces flotando en las aguas del país. Sin embargo, la preocupación se extiende al resto del mundo, ya que hubo reportes de muertes masivas de pájaros y peces en Suecia, Gran Bretaña, Japón, Tailandia y Brasil, entre otros países. Funcionarios del Centro de Vida Silvestre del Servicio Geológico de Estados Unidos sostuvieron que las muertes de los pájaros en Arkansas se debieron a los fuegos artificiales de Año Nuevo, que hicieron entrar en pánico a los pájaros, quienes chocaron contra construcciones o árboles y muerieron.

También se informó de la muerte de unos 80.000 a 100.000 peces, que aparecieron flotando sobre el río Arkansas a unos 160 km de Beebe, donde llovieron los pájaros.

Y en Luisiana (también en el sur), Schuler explicó que al parecer el frío mató a cerca de 500 pájaros.

Entretanto en Maryland (noreste) se reportó la macabra muerte de dos millones de peces en la bahía de Chesapeake.

A pesar de todo ello, las autoridades rápidamente buscaron disipar preocupaciones, afirmando que estas últimas muertes fueron el resultado de una inusual ola de frío combinada con la sobrepoblación de peces.

“Los peces parecen haber muerto por causas naturales”, dijo en un comunicado el Departamento de Medio Ambiente de Maryland, señalando que la temperatura del agua el mes pasado fue la más fría en 25 años.

Respecto de las muertes de pájaros y peces en otras partes del mundo, muchas de ellas aún se están investigando.

Otras muertes de animales en Italia y Reino Unido

A los casos anteriormente mencionados se suman la muerte de cientos de pájaros, en especial tórtolas, en una carretera de Faenza, provincia de Ravenna en Italia, el 7 de enero de 2011. En este caso se barajan hipótesis sobre envenenamiento, aunque también podría ser una epidemia u otras causas virales, ya que los pájaros tenían en el pico manchas de color azul, lo que podría ser causado por falta de oxígeno.

Por otra parte en Inglaterra se registró también el 7 de enero de 2011 la muerte inexplicable de decenas de miles de cangrejos rosados que se suman a la ola de muertes de animales en el mundo que viene sucediendo desde fin de año.

Se descarta que la muerte de animales tenga relación entre sí. Sin embargo ha habido casos de muertes masivas de animales en el mundo anteriormente, pero llama la atención que el fenómeno se esté registrando en diferentes lugares casi al mismo tiempo.

Hasta ahora las explicaciones científicas no convencen

Los expertos han descartado que las muertes de animales tengan relación entre sí, aunque los misteriosos sucesos se han registrado casi al mismo tiempo.

La tesis de los científicos no ha logrado convencer a la gente alrededor del mundo. Un torbellino de especulaciones ha rodeado la suerte de los animales.

Para dar una explicación han surgido varias hipótesis. Desde el estrés que provocan los juegos pirotécnicos a los pájaros y el impacto de rayos hasta una lluvia de granizo pueden ser la causa. Pero, lo que muchos se preguntan es que si se trataba de una tormenta de granizo, por qué ocurrió algo similar en Suecia.

Otra hipótesis que se maneja es que se trate de un posible virus, pero nada de esto ha sido confirmado por los científicos.

Por otro lado, la muerte de los peces en Maryland la atribuyen a las bajas temperaturas que han sacudido a EEUU. No ha faltado quienes dicen que se trata de un experimento científico (Haarp) a través de un programa de manipulación del clima.

Se ha dicho de todo, incluso que se trata de un hipotético fin del mundo en el 2012, como predijeron los Mayas, pero estas no son más que especulaciones sustentadas en el pánico de la gente. Lo único cierto hasta ahora, es que las explicaciones científicas no son razonables. Lejos de ser una novela de ciencia ficción el fenómeno es real y desconcierta a científicos, mientras que alimenta a alarmistas que vaticinan el fin del mundo tomando estos hechos como señales de la llegada del Apocalipsis. www.ecoportal.net

Fuente: diversas agencias


 

Anúncios