SITE INTERNACIONAL DE NOTÍCIAS, INFORMAÇÕES, OPINIÃO SOBRE ECOLOGIA, MEIO AMBIENTE E CULTURA

CRISIS CLIMATICA

Mueren 10 millones de personas por año como

consecuencia de la crisis climática. Es la mayor tragedia

de la historia de la humanidad, dice especialista 

Por Camila Queiroz

 “La crisis climática es, sin ninguna duda, la mayor tragedia de la historia de la humanidad. Hoy, ya mueren aproximadamente 10 millones de personas por año como consecuencia de ella. Ni la III Guerra Mundial tendría ese poder de destrucción y hasta de extinguir la civilización”.

El alerta es del consultor y especialista en cambios climáticos del Foro SOS Clima Tierra, Roberto Lennox, durante la conferencia “Emergencia climática, Sustentabilidad y Calentamiento Global: dimensiones geopolítica, técnica, moral, filosófica y espiritual”, pronunciada en Fortaleza, capital del estado nordestino de Ceará, el último día 11.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó que la sociedad y los gobiernos necesitan reducir como mínimo el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEE) de los países ricos y reducir entre el 15% y el 30% del crecimiento de las emisiones futuras de los GEE de los países en desarrollo hasta 2020. Hasta 2050, la ONU recomienda la reducción de, como mínimo, el 80% de todas las emisiones de GEE en el mundo.

Lennox explica que, inclusive si consiguiéramos alcanzar estas metas, la temperatura del planeta subirá cerca de 2ºC, “en función de los gases que los países ricos ya emitieron a la atmosfera desde la revolución industrial”.

El conferencista reveló que a cada grado que se eleve la temperatura promedio, de acuerdo con cálculos matemáticos, morirán hasta mil millones de personas. Con esto, la probabilidad es que mueran, como consecuencia del aumento de la temperatura, cerca de dos mil millones de personas –el planeta está habitado, actualmente, por siete mil millones de seres humanos.

En un escenario todavía peor, si los Estados no logran alcanzar la meta de reducir las emisiones de GEE antes de 2020, la temperatura promedio puede subir entre 4 y 8 grados. “Si llega a 8 grados, pueden ser cerca de 8 mil millones de personas las que morirán, y la crisis climática producirá la extinción de la civilización”, señala.

El especialista citó datos de Defensa Civil Nacional, según los cuales sólo en los últimos cinco meses inundaciones y deslizamientos de tierras en 17 estados brasileros dejaron un saldo de más de 3.500 muertos, 180 mil desamparados, 5 millones de heridos y 5 mil millones de perjuicios.

Para minimizar los efectos de la crisis, Lennox afirmó que es necesaria la sustitución de las energías fósiles, “sucias” –como carbón, petróleo y gas–, por las energías limpias, que aprovechan el sol, los vientos, las mareas y las biomasas.

Por otro lado, con el objetivo de garantizar la protección mínima a los países pobres y más vulnerables, el especialista consideró “imperativo” que los países ricos “transfieran gratuitamente hacia ellos toda su tecnología de energías limpias, financien un fondo de 140 mil millones de dólares por año para desarrollarlas y, al mismo tiempo, mitiguen los impactos climáticos en estos países pobres”.

Orígenes de la crisis

Lennox explica los orígenes de la actual crisis, en la ruptura de los vínculos de la humanidad con la naturaleza. “La humanidad necesita restablecer el vínculo con la madre naturaleza, la humanidad es parte de la madre naturaleza. Ésta es la comprensión filosófica central en este debate”, señala.

Otro factor desencadenante de la crisis, vinculado también con esta pérdida del vínculo con la naturaleza, es el consumismo exagerado, en una sociedad donde se asocia el “tener” con la felicidad, olvidándose del “ser”. “La idea es que tener el máximo de cosas posible nos lleva a la felicidad, tener muchas casas, tener muchos aviones, muchos yates, tener ganado, tener personas. Esta lógica del tener, inexorablemente, va a llevar y ya está llevando a la destrucción de la civilización”, afirmó el especialista.

La falta de democracia en el acceso a la información constituye un obstáculo para la concientización y la movilización social. De acuerdo con el especialista, el SOS Clima Tierra monitoreó a medios de comunicación europeos durante seis años y observó que todos los días hay noticias sobre la cuestión climática, en espacios privilegiados.

Sin embargo, los medios de comunicación brasilera, por ejemplo, sólo abordan el asunto en las últimas páginas de los periódicos. Según él, justamente los países más pobres, que serán los principales damnificados por la crisis –África, periferia de América Latina y sur de Asia– son los que menos tienen acceso a las informaciones.

Próximas conferencias

La conferencia de Roberto Lennox en Fortaleza fue la primera de una serie promovida por SOS Clima Tierra, Confederación Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB), Universidad Federal de Ceará (UFC), Instituto Federal de Educación, Ciencia y Tecnología (IFCE) y Orden de los Abogados de Brasil (OAB). Las próximas se realizarán los días 26 de agosto, en Sobral, y 30 de agosto, en Juazeiro do Norte, en las respectivas sedes del IFCE. La participación es gratuita y es suficiente con inscribirse por e-mail a sosclimatierra@yahoo.com.br, enviando nombre completo, dirección, teléfonos de contacto y profesión. www.ecoportal.net

Traducción: Daniel Barrantes

Adital
www.adital.com.br